‘Proyecto Concha’

Isaac Gómez Puyana, ‘Trinche’ para los amigos, tiene un proyecto que le ronda la cabeza. Una historia llena de superación y de esperanza con la que esperamos remover las entrañas de nuestros villan@s para que le ayuden a hacer sus sueños realidad.

 

Esta es la historia de Isaac. La  historia de un antes y un después. De un punto de inflexión. Ese tipo de historias que te dejan exhausto, callado, admirado. Un bofetón de realidad.

Isaac llega luciendo la mejor de sus sonrisas junto a su inseparable Concha. No, villanos, no se trata de su esposa, ni de su madre…Concha es su mejor amiga. Y es una perra. De aguas para más señas.

Es difícil no empatizar con Isaac desde el primer momento, del mismo modo que se nos hace imposible no hacerle carantoñas a Concha. Nos dejamos seducir por su energía positiva y sus ganas de vivir y todo fluye.

Después de estas primeras impresiones y de forma natural, llegan las confidencias. Isaac se muestra generoso a la primera y comienza su relato.

A la edad de 26 años, este roteño vio su vida ponerse patas arriba cuando de pronto le sobrevino una enfermedad. Un tumor sin nombre del que no quiere acordarse pero que le ha dejado una cicatriz para siempre.

En su vida anterior queda el dolor, la frustración, la depresión y el miedo. Pero cuando estás en una sima, la única posibilidad es emerger.

Y así, nuestro protagonista decide encarar su vida de después desde cero. Sin poder andar, sin poder hablar, con la ayuda de sus padres, familia, amigos y de Concha, por supuesto.

Isaac vive con su mascota desde que se operó y al principio, pensó que para alguien en su estado podría suponer una carga, pero resultó todo lo contrario. “Concha ha sido una bendición. Para mí es como para un ciego su perro guía. Ella sabe que la necesito y siempre está ahí”.

Y es que, aunque Isaac hacía rehabilitación en el hospital, sus ganas de mejorar eran tales que superaban la hora estipulada por la sanidad, de ahí que hiciera de Concha su mejor fisioterapeuta :“Yo me metía en internet y buscaba vídeos de cómo volver a andar. Entonces me iba con mi perra a la playa. La enseñé a que me hiciera zig-zags entre las piernas. Y claro, yo me caía y me caía en la arena seca.. Después agarraba un palo y mirando un punto fijo trabajaba el equilibrio”.

Por si alguien dudaba de su fuerza de voluntad y empeño, se apuntó a clases de guitarra para ejercitar su mente y las manos, a la piscina para mejorar su capacidad pulmonar y la respiración , también en yoga para trabajar el equilibrio “Hago la postura de “el loto”, llevo más de tres años practicando”.

Cuando perdió el habla, Isaac no recurrió a ningún logopeda. Fue su íntimo amigo Sergio Niño quien le recomendó que practicara leyendo en voz alta. “Él me decía que lo intentara y que leyera lo que pudiera. A mí no me gusta leer. Pero empecé con palabras, etiquetas y terminé con páginas”.

Otro momento decisivo en esta nueva etapa de Isaac, tiene que ver con una fiesta. Sus amigos se reunieron y recaudaron dinero para comprarle un triciclo cuando aún se veía afectada su movilidad. y le propusieron un hito en su historia: “Hacer el camino de Santiago”. Y lo hizo. Con José Manuel y Sergio. Tuvo sus dudas, pero sus amigos reaccionaron de inmediato y le dijeron “Dale ‘palante’. Nosotros estamos contigo”. “En los momentos difíciles de la vida hay que dejarse ayudar. Cuando iba subiendo las cuestas y me costaba trabajo y no podía, gente que no conocía de nada, ingleses, chinos, me echaban una mano”.

Tanto le llenó la experiencia, que ha vuelto a repetir en dos ocasiones posteriores. La última de ellas en solitario, a pie y con la compañía de su fiel amiga Concha y de tantos peregrinos que se conmovían con su historia y con la singular pareja. “Este año conocí a dos mujeres y les conté un poco mi vida. Hicieron parte del camino conmigo. Son de Santander y han venido a verme a Rota y a conocer a mi madre”.

En los momentos difíciles de la vida hay que dejarse ayudar. Cuando iba subiendo las cuestas y me costaba trabajo y no podía, gente que no conocía de nada, ingleses, chinos, me echaban una mano”

Después de descubrir esta historia, como podéis suponer queridos villanos, tenemos material para escribir un libro. Pero será Isaac quien lo haga. Esa es su intención. De hecho lleva algo más de un año dedicándole cuatro horas al día a esta tarea y lleva nada más y nada menos que unas 150 páginas escritas sobre su proceso de recuperación y llenas de experiencia de vida. “Quiero escribir este libro para ayudar a la gente, y ceder los derechos durante un tiempo a Rolucan. Pero necesito gente para difundirlo, escribirlo, publicarlo”.

Isaac necesita alguien que le corrija los textos, alguien que maquete el libro, y fondos para su publicación. Es una historia que merece ser contada. Su título provisional: ‘Lo imposible está solo en tu mente’.

Y tú, villano, ¿colaborarías con Isaac para hacerlo posible?

Contacto: Isaac Gómez Puyana

4 comentarios sobre “‘Proyecto Concha’

  • el 7 marzo, 2019 a las 12:32 pm
    Permalink

    Conocí a Isaac en el camino yo también lo hacía. Desde entonces puedo presumir de conocer a una persona de oro que enriquece mi vida. No sabes lo bien que te sientes cuando has compartido un solo minuto de su compañía (y la de Concha) de hecho lo pude visitar este año en Rota y espero verlo proximamente. Acuérdate me debes una visita en Asturias. Isaac es pura vida tenéis que divulgar si historia. Un abrazo amigo.

    Respuesta
  • el 7 marzo, 2019 a las 2:10 pm
    Permalink

    Es increíble, lo conozco desde siempre y lo he visitado cuando estaba enfermo, para darle ánimos a él y a su familia puesto que yo también he pasado por un cáncer, pero no tan agresivo como el suyo. Es caso es que he visto como ha ido luchando, es todo un campeón.

    En cuanto a la financiación del libro, se que el ayuntamiento de Rota da subvenciones para la edición de libros.

    Respuesta
  • el 7 marzo, 2019 a las 7:44 pm
    Permalink

    A veces nos ahogamos en un vaso de agua.Y de pronto llega alguien, y te enseña que se puede nadar en un océano lleno de olas y tormentas. Alguien que en un circo romano sería el mejor gladiador de la vida y por la vida. Alguien que te enseña a valorar lo que tienes, a saber que a la vida se le gana luchando y que con muy pocas cosas se llena el vaso de la felicidad. Gracias por hacerme ver lo que tengo y envidiar tu valentía.

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2019 a las 5:49 pm
    Permalink

    Esta historia la conozco yo de primera mano, y doy fe k es todo un luchador y un gran Guerrero,, se por todo lo k a pasado el y toda su familia, ojalá pueda alguien echarle una mano para k ese libro llegue a mano de alguien k pueda dar alas a su Vivencia y superación.,un fuerte abrazo amigo Isaac

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *