Ma´faldas, un lugar para encontrarse con Davinia Bernal

Davinia Bernal es una mujer de mente inquieta y llena de ideas a la que apenas le quedan horas en el día pero que exprime cada minuto con la intención de sacar lo mejor de sí misma. Madre, maestra de educación infantil y comunicadora ocasional en su blog y redes sociales, esta villana nos ha sorprendido con un nuevo proyecto, Ma´faldas, que ha contado con una calurosa acogida desde su presentación. Y es que Davinia tiene mucho que contar. «No me puedo estar callada», dice y ¡menos mal!, porque estamos encantad@s de que nos contagie sus ganas y su ilusión. Palabra de villanas.

 

-Davinia, ¿de dónde vienes y hacia dónde vas?

Vengo de una familia humilde y voy hacia donde me lleve el camino, que, por supuesto, creo que vamos marcando a cada paso que damos. A veces, tomando la dirección equivocada y teniendo que parar y retroceder. Caminando cada día, con la misma humildad e intentando disfrutar de cada uno de ellos.

-¿Naciste para ser ‘seño’? ¿Siempre tuviste clara tu vocación docente?

Cuando en 8º de la EGB mi profesor nos pidió que escribiéramos en un folio a que nos gustaría dedicarnos, dibujé un folio negro y borré con una goma las palabras: “No lo veo claro”. Siempre he sido demasiado polifacética. Tenía notas para estudiar lo que hubiese elegido, pero también situaciones familiares difíciles. Terminé haciendo la antigua  F.P de Educación Infantil y con un expediente que permitía libertad a cualquier campo, pensando en la carrera de la misma categoría y teniendo en mente también la de Psicología.

Pero tuve buena y mala suerte. Buena al insertarme en el mundo laboral desde los 19 años ( tras hacer las prácticas) hasta el momento presente, lo que me permitió ser económicamente independiente.  Pero eso hizo que pospusiera todo aquello que nunca llegó. Pero sigo siendo feliz entrando en el aula cada mañana. El día que deje de serlo, me voy. Ningún niñ@ se merece un docente que no lo sea al pasar la puerta.

-Eres mujer, madre de dos peques iguales, maestra de infantil, escribes un blog, libros de cuentos, ideas, proyectos…¿cómo lo haces? ¿Tienes superpoderes? Cuéntanos tu secreto…

Soy organizada. Eso me ha permitido siempre buscar un poco de tiempo para cada cosa. No obstante, mientras mis hij@s has sido más pequeños me he ocupado más ellos que otra cosa. Eduardo Punset dice que lo hagamos lo mejor que podamos hasta que tengan 7 años. Ahora he retomado el tiempo para mi crecimiento personal de nuevo.

De todas formas, si se educa bien (horas de sueño,rutinas, autonomía, etc) ganas tiempo. En casa somos “equipo”. Y en la organización del trabajo en el aula se premia la experiencia.

El blog es un hobby. Cuando hay tiempo hay publicación y cuando no, no la hay. El día que me quite más tiempo del que defiendo en la red que hay que pasar con los niñ@s y con “la vida”se quedará cerrado por vacaciones. Por ahora, no es así.

-¿Es posible ser mamá, maestra y mujer a día de hoy y no morir en el intento?

La «m» de mujer, entendiéndola como persona, la perdí en cierta forma al ser madre y hasta hace poco, en mi caso, por decisión propia. Quería ser mamá a jornada “casi” completa. Cuando he creído oportuno he comenzado a recuperarla. Si volviera atrás, lo volvería hacer. Invertir tu tiempo en los niñ@s en los primeros años de vida creo que es lo más positivo para el futuro.

Ser seño de Infantil y madre es más fácil. Los horarios son compatibles. Aunque recuerdo el año en el que todos estábamos en el mismo centro. La pequeña estaba en 0-1 año, yo en 1-2 años y el mayor 2-3 años . Fue difícil. Cuando superas cosas así, te parece que ahora todo es muy fácil. También sé que volverán rachas más difíciles.

Y a diario no duermo más de 7 horas. Lo intento recuperar los fines de semana.

-Empezaste tímidamente con reflexiones en redes, entradas en tu blog…Llegaste a publicar un libro de cuentos con un fin solidario maravilloso y has recibido el reconocimiento de la comunidad educativa a nivel de tu entorno local y también un reconocimiento internacional a la innovación educativa, ¿cómo digiere ésto Davinia, la seño y mamá?

Lo digiero con la sencillez que los que me conocen, saben que me caracteriza. La mejor enseñanza que me dieron y que intento transmitir a mis hijos es la bondad. Hacer las cosas sin esperar nada a cambio, por la simple satisfacción de hacerlas. Al principio, crees que por no tener estudios universitarios no puedes o no tienes derecho a más. Con el tiempo te das cuenta que no es así. Que uno puede conseguir lo que se proponga con fuerza, valentía y, por supuesto, trabajo.

-Llama poderosamente la atención que aunque seas tímida y humilde en tus palabras y formas, tengas la ambición suficiente como para embarcarte en grandes proyectos. ¿Dónde buscas la inspiración y el arrojo?

Creo que en un intento de superación a mí misma. Mi madre me decía:“ Si no has podido ser lo que querías, sé la mejor en lo que puedas”. Y sigo intentándolo. No creo que sea necesario ser la mejor, ni creo que lo sea. Creo que hay que querer ser mejor. Seguir esforzándonos.

Sigo siendo feliz entrando en el aula cada mañana. El día que deje de serlo, me voy

-Ahora nos sorprendes con “Ma’faldas”, un proyecto que ya es una realidad y que ha contado con un apoyo increíble en su presentación días atrás en el Castillo de Luna, pero…¿Qué es Ma-faldas y a quién va dirigido?

Ma’faldas va de un recuerdo: mi amor en la infancia por esa muñeca que le gritaba al mundo reflexiones interesantes. Va un poco de mi historia personal, lejos de una maternidad idílica, pero con final feliz. Va de reflexionar con un sentido común perdido en muchos aspectos de la educación, no sólo partiendo de mis pensamientos, sino del de muchas madres que me rodean.Va de una educación en las escuelas que puede mejorar, de “malamadrear” y también de apoyarnos y enseñar a los niñ@s el respeto, empezando por nosotras.  En definitiva, va de un club para “nosotras”, mujeres, madres, maestras y más. Y digo más porque también puede estar abierto a aquellos hombres,padres y profesores que lo deseen.

-¿Qué te impulsa a crear esta iniciativa que va más allá de una Escuela de Padres y Madres?

Siendo coordinadora en las Escuelas de Padres y Madres me di cuenta que las familias, y sobre todo las madres, están agobiadas. Y que los problemas con los que se encuentran con sus hijos no mejoran hasta que ellas se cuidan y se sienten bien. Que necesitamos hablar de respeto, de no competir entre nosotras, de no tener miedo de comunicar aquello que nos va mal. También de encontrar ese “intermedio” favorable y positivo entre que el niñ@ no te absorba por completo, pero que tampoco se quede falto de ti. Y no hay mejor forma de hacerlo que divirtiéndote a la vez que hablando de lo que  te preocupa.

 

-¿Por qué crees que es necesario en Rota un club como ‘Ma’faldas’?

Yo creo que Rota  puede tener lo que  se proponga. Para mí no es un proyecto ambicioso. Es organizar estas mismas escuelas con otro nombre y de otra forma. Desde “nosotras”, sin más. Sin ningún final glorioso. Hacer las cosas por el gusto de hacerlas.

-¿Qué temas se abordarán en él y cuándo será la próxima reunión?

La siguiente en febrero y, si todo sale bien, me gustaría hacer una por mes. Se tratarán asuntos como maternidad y emprendimiento, los grupos de whatsapp del colegio, la llegada de la adolescencia o ser madre y docente. Se me ocurren más temas de los que nos dará tiempo a tratar.

-¿Qué esperas de este nuevo proyecto?

Yo no espero nada. Disfrutar de él como una más; como madre y como docente. Aportar y salir con algo nuevo recibido. Lo único incómodo ha sido dar la cara porque yo soy más de segundos planos.

– Davinia ¿habrá más? ¿Estás ya pensando en nuevas iniciativas?

Tengo un proyecto pendiente que será paralelo a Ma’faldas que trataré de que también se convierta en una realidad.

 

PALABRA DE VILLANA:

-¿Cuál es tu libro favorito?: El primero que leí: ‘El gato Mog’, de Barco de Vapor. Aún lo conservo. Por él, probablemente, me hice lectora.

-¿Y el que has leído últimamente?: ‘La emoción de aprender’ de César Bona.

-¿Café o té?: Café, sin dudarlo. Cualquiera que me conozca respondería por mí sin fallar.

Una manía confesable: Soy muy ordenada. Tanto “guardo y recojo” que luego puedo no encontrar lo que busco.

La película de tu vida es…Pretty Woman, irremediablemente.

El libro que te hubiera gustado escribir…Cualquiera. Escribir me encanta. Aunque no sepa.

-¿Qué condiciones o aptitudes crees que hoy día están sobrevaloradas y por qué?: No animaría a ningún joven a dejar de estudiar. Todo lo contrario. Hay que llegar al máximo . Pero creo que los títulos están sobrevalorados. Los títulos luego no andan solos.

A quién le darías un Goya, un Óscar…de lo que fuera y por qué: A mi madre. Sin titubear.

-¿Qué hay después de la vida?: La muerte. Luego los recuerdos y la esperanza.

-¿Qué harías por dinero?: Lo que hago, trabajar.

-¿Qué harías por amor?: Por amor a mis hij@s, TODO. Por mi marido TODO, sin dejar nunca de ser yo.

-¿Qué no harías nunca?: Ser hipócrita. Hay pocas cosas que me gusten menos.

Un rincón del mundo: Cualquiera. Pasaría una vida entera viajando, si tuviera otra para dejarla en casa.

Un rincón de Rota: Calle Constitución, número 15, dirección bajada a la playa del Caracol.

En tres palabras, defínete: Verdadera, humilde y luchadora.

Un sueño por cumplir: Tengo más de uno…Tengo muchos. Uno cada noche.

Pide un deseo: Salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *