“En ‘La Última Ciudad del Mundo’ se persigue la disidencia y se demoniza lo distinto. Dudo que pudiera salir vivo de allí”

El escritor y bloguero roteño Héctor Espadas describe en su última novela un futuro post- apocalíptico ambientado en Andalucía, con el que rinde su particular homenaje a todas aquellas historias de ciencia ficción que marcaron su adolescencia y juventud.

Pese a tratase de un auténtico devoto de la fantasía y el terror, el villano Héctor Espadas López-Tello bien podría pasar por un hombre renacentista. De nombre y apellidos con resonancias ilustres, Héctor responde al tópico del “homo universalis” en lo que a su versatilidad polifacética y artística se refiere. Eso sí, adaptada a la actualidad.

Creador audiovisual, guionista, fotógrafo, bloguero y, ante todo, escritor, nuestro villano protagonista presentaba el pasado día 11 en el Castillo de Luna su novela ‘La Última Ciudad del Mundo’, una obra con la que pretende marcar un punto de inflexión en su carrera. Lo tiene claro. A partir de ahora, Héctor tiene una prioridad a nivel profesional: su producción literaria. “Me gusta considerarme un escritor que hace otras cosas, al fin y al cabo, lo que más he hecho es escribir”. Es el mayor anhelo profesional de un niño al que le contaban cuentos para soñar, no para dormir. Y que hoy pretende ser él quien los narre.

– ¿Dónde se encuentra La Última Ciudad del Mundo y cómo llega Héctor Espadas hasta ella?

La novela nace de mi encuentro accidental con los terraplanistas, gente que cree que la Tierra es plana y que todo es una conspiración de gobiernos y corporaciones para mantenernos engañados. Me pareció interesante hacer una historia en un futuro postapocalíptico en la que “ellos” son los únicos supervivientes.

A pesar de su existencialismo y negatividad, me he esforzado porque la obra resulte ante todo entretenida y, te termine gustando más o menos, creo que nadie se aburrirá. Además, pienso que a cualquiera le resultará curioso que, por una vez, los que sobreviven a una catástrofe o apocalipsis no sean americanos o ingleses y el escenario sea Andalucía, concretamente el valle del Guadalquivir.

– ¿Por qué te decidiste a escribir una novela con tintes de drama existencialista?

Realmente mi intención era poner en valor al individuo frente los grupos, que siempre condicionan y separan a las personas, acentuando diferencias e imponiendo dogmas. En esta historia no hay buenos ni malos, solo gente con diferentes intereses y formas de ver la vida y el mundo; personajes muy parecidos, pero que por las circunstancias están en un bando u otro. La soledad y la alienación son los temas principales y, en consecuencia, también la amistad, el compañerismo y el amor.

-¿Sobreviviría el Héctor Espadas actual en esa Neobética postapolíptica que describes?

Diría que no, ya que lo poco que queda del mundo es un sociedad parecida a la de la novela de 1984 de Orwell, con vestigios de la Edad Media; se persigue la disidencia y se demoniza lo distinto y lo desconocido. Un estado de continua guerra fría en el que no se sabe cómo es el enemigo, ni siquiera si realmente existe. No quedan libros, ni películas, ni nada, ni volverá a haberlos. Podría decirse que es mi infierno personal, hecho a medida, por lo que dudo que pudiera salir vivo de allí.

-Has afirmado que esta obra es un reconocimiento a todas esas historias de ciencia ficción que te ha marcado. ¿Por qué realizar este homenaje ahora?

He pasado mucho tiempo observando futuros imaginarios, mundos paralelos y razas extraterrestres que no existen, creo que todo eso me ha aportado mucho y me sentía en la obligación de devolver algo, a modo de agradecimiento.

– Retomaste la escritura en 2014, tras diez años de silencio. ¿Qué te hace volver a enfrentarte al folio- o documento de word- en blanco?

Siempre quise volver, o mejor dicho, nunca quise dejarlo, pero al mudarme a Sevilla y empezar con el tema audiovisualse abrió un nuevo mundo para mí y me puse a explorarlo. Trabajé de cámara, fotógrafo, de figurante, de producción, de efectos especiales tradicionales, maquillaje… Paralelamente gané algunos premios por cortometrajes y vídeos artísticos, hice un programa de radio sobre música durante cuatro años, un videozine, reportajes culturales, organicé algunos conciertos, un festival… Demasiadas cosas que no me hubiesen dejado tiempo para escribir aunque hubiera querido.

Empecé un blog para ejercitar de nuevo la escritura, relatando cosas de todo tipo, tomando como hilo conductor películas y series. Al año de empezar quedé finalista en los premios del periódico 20Minutos. En el 2016 me dieron el premio al Mejor Blog de Cine y Televisión y, después de asimilarlo, decidí adelantar mis planes de empezar una novela.

– Además de contar con este blog, has escrito novela corta, relatos, poemas y ahora novela. ¿En qué formato o género te encuentras más cómodo?

Me siento bien en cualquier formato de los que ya he probado, aunque voy a ceñirme al menos durante un largo tiempo a la narrativa. No descarto publicar a medio plazo otro poemario ni retomar los relatos cortos o la fotografía, pero me he impuesto no dispersarme, al menos de cara al público.

-¿Cómo se siente un villano al presentar de manera oficial su último trabajo en Rota  ?

Durante la presentación del libro casi se llena la sala del Castillo de Luna y eso me alegró mucho. Aparte de los mecenas, acudió más gente, como algunas personalidades políticas de la localidad y gente que no conocía. La concejala de Cultura, Esther García, estuvo a mi disposición desde que comenzó el acto hasta que me fui. José María Peña, de Animo Producciones, me presentó de manera sublime. Me sentí muy arropado por todos y espero que la novela les resulte entretenida.

– ¿Dónde puede encontrar la villanía roteña ‘La Última Ciudad del Mundo’?

Pues mi intención es que esté a la venta en diferentes puntos de España, pero voy a aportar por la venta a distancia, a través de la librería Tartessos. No tengo capacidad para hacer una distribución fuerte, pero creo que las ventas por Internet suplirán dicha carencia.

– ¿Tienes nuevos proyectos literarios en mente? ¿O aún no sabes aún a donde te llevará tu creatividad?

Si, esta vez “tengo un plan”. Tengo varias novelas esbozadas, pero necesito que esta se asiente antes. Mi futuro inmediato pasa por continuar escribiendo novelas, de diferentes géneros y posiblemente estilos distintos. Para finales del año que viene o principios del siguiente espero estar dando la brasa con una nueva obra.

PALABRA DE VILLANA

Cuál es tu libro favorito: ‘La historia interminable’

-Y el que has leído últimamente: Lamentablemente, con lo de la novela, llevo mucho sin leer. Pero en breve espero empezar ‘Los imaginarios’, que se supone que es infantil pero tiene muy buena pinta.

-Café o té: Ninguno, tampoco cerveza ni vino.

-Una manía confesable: Tener alguna ventana siempre abierta esté donde esté, mucho frío tiene que hacer para que no lo haga.

-La película de tu vida es… ‘Jóvenes ocultos’ o ‘Línea mortal’

– El libro que te hubiera gustado escribir… ‘Drácula’

-Qué condiciones o aptitudes crees que hoy día están sobrevaloradas y por qué: Ser amigo de tus amigos. Se oye mucho eso de “Yo soy muy amigo de mis amigos”, como si tuviera algún mérito. ¿De quién vas a ser amigo sino?

-A quién le darías un Nobel, un Cervantes…de lo que fuera y por qué: Le daría montones de premios a Noam Chomsky porque es alguien que se preocupa por entender el mundo y explicarlo.

-Qué hay después de la vida: No me gustan los spoilers.

-Qué harías por dinero: Cualquier cosa que legal y moralmente considerase oportuno o necesario.

-Qué harías por amor: Por amor se hace todo. O eso me han dicho.

-Qué no harías nunca: Madrugar sin tener porqué.

-Un rincón del mundo: El Polo Norte.

-Un rincón de Rota: La playa de noche.

-En tres palabras, defínete: Observador, solitario, friki.

-Un sueño por cumplir: Viajar por el espacio sideral y poder volver para contarlo.

-Pide un deseo: Que me pique una araña radioactiva y me convierta en Spiderman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *